lunes, 24 de marzo de 2008

La retórica extremista (Antony Beevor)

La Guerra Civil española es una cuestión que después de más de 70 años sigue siendo objeto de confrontación no sólo entre españoles sino también entre historiadores. En general, los dos bandos que se forjaron en 1936 han continuado la guerra, ahora incruenta, a través de escritores y políticos, a la hora de fijar los hechos y la interpretación de aquel suceso histórico. Esa sorda pelea ha impedido hasta ahora que se abriera paso una Tercera España más imparcial y objetiva.

Son muy clarificadoras algunas de las respuestas de Antony Beevor en una reciente entrevista en El País.

Este historiador británico se ha hecho famoso por abordar con objetividad y con abundante documentación dos grandes batallas de la segunda guerra mundial, Stalingrado y Berlín. También es autor de una historia de la Guerra Civil española


Entresaco estas opiniones:

¿Cómo se pudo meter España en una guerra civil cuando los que querían guerra eran muy pocos? La mayoría de la población no quería la guerra pero se vio forzada por los extremistas de ambas partes.

Ningún país ha sufrido más que España a causa de la retórica extremista. La retórica de Calvo Sotelo o de Largo Caballero. Algunos dicen que las palabras no matan, pero yo no lo creo. Las palabras matan, pueden matar.

Y este diálogo:

P. La derecha nunca consideró oportuno condenar el golpe.

R. Como la izquierda, que no condenó el golpe de 1934.

P. ¿Tenía que haberlo hecho?

R. Sí, si eso hubiera sido significativo. El debate sería mucho más honesto si la izquierda también aceptara sus errores.

*

Ejercicio asociado.

1 comentario:

Anonymous dijo...

Querido profe
es el mejor profe!!! que he tenido explica muy bien, tiene mucha paciencia y un buen caracter hace muy bien su trabajo, me gusta el humor y los consejos que da, y las enseñansas que me deja y espero poder aplicarlas en mi vida su filosofia de la vida y que me sean utiles sus enseñanzas para poder aplicarlas en un futuro.
siga con el mismo entusiasmo y el empeño ... por cierto muy bueno su blog
una alumna.